Un alto en el camino

31 diciembre 2002 (DATAMATION)


Un  alto en el camino


Josep M. Vilà


Un aniversario no es, como algunos piensan, un momento propicio para mirar atrás sino más bien una buena ocasión para mirar hacia delante. Como en el montañismo donde una parada no es más que un alto en el camino para tomar una bocanada de aire, contemplar el paisaje que nos envuelve, comprobar el estado de ánimo y mirar hacia los lugares donde nos dirigimos. 


Cumplir quince años de publicación es un buen momento para tomar ese respiro. No muchas publicaciones han llegado hasta estas alturas del camino, señal de que no es fácil y de que se ha venido ofreciendo un valor añadido reconocido por el público objetivo.


Pero no basta con eso ya que el propio sector de las Tecnologías de la Información ha sufrido notables cambios en todo este período y sufrido dos importantes crisis de crecimiento: una en 1992-93 y otra la que estamos pasando en la actualidad. La primera, como consecuencia de la emergencia de los PC y servidores, supuso el desplazamiento del centro de gravedad de los grandes sistemas, con la consiguiente reestructuración del sector suministrador de las Tecnologías de la Información. La segunda como consecuencia de la convergencia digital que une las Tecnologías de la Información y las de la Comunicación con los Contenidos, desplazando a la Red el centro de gravedad del sector. En ambos casos el balance de poder se ha desplazado hacia los consumidores y usuarios: el público objetivo de la revista.


El paisaje que contemplamos en la actualidad en el sector no es tan espectacular como el que podíamos observar durante los últimos años, caracterizados por fuertes crecimientos y aún más fuertes expectativas de negocio. 


Los profesionales han tenido que adaptarse a los cambios con gran rapidez exigiendo más y mejor información para poder realizar su función y progresar en su profesión. Este es el papel que ha sabido cumplir la revista y que le ha permitido llegar hasta el lugar que ocupa en la actualidad.


Yo tuve el privilegio de ser el primer director de DATAMATION en su edición española y, por lo tanto, de participar en el inicio de la aventura con mucha ilusión y ganas de encontrar el mejor camino para conseguir dar el mejor servicio posible para sus lectores. Y esta sigue siendo la mejor receta para el futuro. Para un futuro que, sin duda, va a ser mucho más interesante que todo el camino recorrido. Más interesante para aquellos a los que les apasione la aventura. A los que no les guste mejor se apeen del sector porque vienen tiempos de incertidumbre y riesgo, porque no parece que los avances en la Tecnología hayan tocado fondo o que sus aplicaciones hayan llegado a un nivel de plácida madurez.


Así que, una vez llenados los pulmones de aire, se debe proseguir el camino con la satisfacción de haber llegado a donde ahora se está y con la mirada puesta en los nuevos riscos y peñascos hacia donde el camino se dirige. 


© Josep Vila 2014