Diálogos consultivos

13 diciembre 2013



- Buenos días.

- Buenas tardes.

- Quisiera comprar un terrenito en esta parcela

- No se lo puedo vender porque la parcela no es mía

- ¿De quién es?

- Es de todos los españoles.

- Entonces ¿a dónde tengo que dirigirme?

- Al Estado que es la máxima representación de su soberanía.

- Y Vds. ¿Que hacen aquí?

- Nosotros también somos propiedad de todos los españoles

- ¿Y su legua y cultura?

- También. 

- ¡Vaya!

- Ellos dicen el qué es y el qué no es de nuestra historia y cultura.

- Así no hay discusiones inútiles.

- Y también cómo se debe enseñar la lengua y cómo se debe usar.

- Parece un centralismo colonial.

- No, no. Como españoles somos todos, el sistema está totalmente descentralizado. 

- ¿Cómo es eso?

- Si, hombre. Todos somos iguales, tenemos los mismos derechos y obligaciones, compartimos la misma lengua y cultura y lo demás, en caso de existir, son tonterías.

- !Ah!

- Y a cambio, por decisión soberana, el Estado nos deja vivir en la parcela.

- ¡Toma!

- Además, aunque se lleva todos los impuestos que se recaudan, nos da todo el dinero que considera que necesitamos.

- ¿Y eso?

- Es que, como somos unos manirrotos, así no lo gastamos en tonterías.

- Claro.

- El Estado, en cambio, sabe donde es mejor gastarlo.

- ¿Porqué son más listos?

- Y más espabilados.

- ¿Le puedo hacer una pregunta?

- Claro que sí. Y hasta dos si están encadenadas.

- ¿Le interesaría tener un Estado (con mayúsculas) en su parcela?

- Sí.

- Ya que su respuesta es afirmativa ¿quisiera que fuera independiente?

- Sí.

- ¡Uy! Váyase con cuidado que lo van a echar de la Asociación de Vecinos, de Europa, del Mundo mundial y de la Galaxia.

- No hay problema por que la pregunta no me la puede hacer. Lo impide la ley.

- Pues buenas tardes.

- Que passi un bon dia.

                                                 


© Josep Vila 2014