Diálogos presidenciales

28 diciembre 2013



Buenos días presidente.

Buenas tardes ciudadano.

Quisiera hacerle una pregunta de parte de mi mujer.

!Ya estamos! Que quiere abortar ¿no es eso?

Hombre......no

Hay que estar siempre alerta con las mujeres. Para protegerlas claro. Porque muchas veces no saben lo que hacen.

Ya, pero....

Hay que hacerlas reflexionar durante siete días y siete noches cuando menos.

¿Cuando? ¿Antes de … o después de …?

Bueno, no se. Se lo preguntaré al Ministro que es el que lo trata con los curas.

No, oiga, no hace falta. Lo que mi mujer quiere saber es si ya hemos salido de la crisis o no.

Claro que sí. ¡Es evidente!

Así que ya podemos comprarnos un piso y unas preferentes como antes.

¡Toma! Y pagar la luz a precios nunca vistos.

¡Que bien! Ahora voy corriendo a mi ex-empresa para que me saque del paro.

No corra tanto que puede tropezar .....

No me importa.

Tropezar con un guardia, quiero decir, y que le confunda con un manifestante. 

Y ¿qué?

Que entonces serán 6.000€ de multa, por atentado contra las instituciones del Estado.

Bueno, pues, ya iré despacito.

Que manía tiene todo el mundo de correr.

Es que, como estamos muy recortados, queremos recuperar muy rápidamente.

Pues aprenda de mí. Sin moverme ni un paso he hecho todo lo contrario de lo que propuse en el programa electoral.

¿Es un alarde de transformismo?.

No, no. Lo es de reformismo. Le he dado la vuelta a todo. Soy el asombro de Europa.

A ver si es que estamos andando del revés y por esto le parece que estamos  creciendo.

¡Anda!

Y que también le parece que faltan 300 años para lo de 1714 de los catalanes, y por eso no se mueve para nada. 

Pues ya me parecía raro tanta prisa con lo de la consulta del demonio.

Querrá decir de los catalanes. ¿En que estará Vd. pensando?

Oiga cree Vd. que si aflojamos un poco la mosca, ya me entiende…, se contentaran como otras veces.

Suena a soborno.

No, no. Yo no he hecho nada. A mi que me registren.

Pues ya estamos en ello.

Buenas tardes ciudadano.

Buenos días presidente.

  


© Josep Vila 2014